Actitud Sana
Thursday, January 28, 2010 at 11:38AM
Nilee Badillo

El observar a la gente se ha convertido en mi pasatiempo favorito.

El ser payaso me da la oportunidad de conocer infinidad de personas de todas las edades. Mis preferidos, claro, los niños. Uno puede aprender mucho de ellos, especialmente a ser simpáticos, cómicos, amorosos e inocentes. Siempre que necesito nuevo material de comedia, recurro a ellos. Me siento a observar. Es interesante, como situaciones difíciles de la vida que nos causan tanta tristeza las podemos tomar en comedia o motivo de risa. Me explico, no es que me ría de las desgracias de alguien, sino que hay cosas que pasan que dan gracia. Ejemplo,  caminando lo mas tranquilo, pasa este caballero por la calle y se tropieza y cae en la acera. Lo primero que uno hace es reírse, luego correr y preguntar a la persona accidentada; ¿Estas bien? Si, no ha ocurrido nada grave, aunque un poco adolorido. Sacudiéndose te da las gracias, acto seguido terminaran riéndose los dos o por lo menos una sonrisa será intercambiada.

  Esto lo aprendimos de cuando fuimos niños. Puede funcionar en todos los aspectos de nuestra vida. No olvidemos lo mucho que disfrutamos en nuestra niñez. Esto puede ayudarnos a prevalecer en situaciones difíciles. Como payaso me he dado a la tarea de no solo entretener a los niños sino también a los adultos. ¿Como? Simple y sencillamente cuando el ambiente propicia que bajen sus defensas y puedan compartir con sus hijos en el mismo nivel.

  Cuando se logra esto, haz logrado el éxito. Lo más importante es no poner en situaciones embarazosas de primera intención al primer adulto que nos encontremos en el camino. Esto pondrá a la defensiva a todos los demás. Entra saludando con cariño, sin gritar, ofreciendo cumplidos y regalando sonrisas. Niños que nunca han visto un payaso o que le temen al payaso se sentirán más cómodos y confiados. Por lo general, yo comienzo mis cumpleaños repartiendo globos y pintando caritas. Esto me da la oportunidad de conocer a mi público. Aquí es donde escojo (sin que ellos se enteren) mis voluntarios para los juegos y participaciones. Después de regalar globos y pintar caritas a todos los niños me acerco a los adultos para obsequiarles figuras en globos y pintar algunas caritas, manos o brazos (esto es en el caso que no le guste pintarse la cara).  De esta forma los comienzo a llevar poco a poco a su niñez. Muchos comienzan a actuar como niños, juegan, hablan como niños, se sientan en el piso, algunos se ponen traviesos y hacen maldades.  Wow! que problema, cuidado con lo que deseas, pues se puede convertir en realidad, ja,ja,ja.

  No hay problema porque tan pronto pongas la música de introducción, veras como todos se acomodan parar poder participar en tu espectáculo. Me aseguro de tener juegos y oportunidades de participación para grandes y chicos. Esto garantiza el éxito de cualquier actividad. Logrando que tanto adultos como niños disfruten al mismo nivel. El nivel que se ve a través de los ojos amorosos y alegres de un niño.

  Que Dios los Bendiga

  Miguel "Miguelín" Badillo

Article originally appeared on PayasoMiguelin (http://payasomiguelin.com/).
See website for complete article licensing information.